Value Stream Mapping o Mapa del flujo de valor.

El VSM es una práctica Lean, que nos ayuda a definir los pasos funcionales en los procesos, esta puede ser una herramienta valiosísima a la hora de mejorar nuestros procesos, ya sean comerciales, de ventas, de marketing o IT.

 
 

¿QUÉ ES EL VSM O VALUE STREAM MAP?

El Value Stream Mapping o mapeo de la cadena de valor, nos mostrará el flujo de materiales e información en un proceso determinando, permitiéndonos identificar de una manera visual y sencilla, el punto donde se generan los desperdicios.

Esta es una poderosa herramienta que genera un lenguaje común dentro de la organización, permitiendo a todos su uso de una manera intuitiva.

Si bien el VSM es una herramienta cualitativa, su uso nos permitirá determinar los puntos donde podremos influir sobre resultados cuantitativos. Como su nombre nos indica, es un mapa nos mostrará donde nos encontramos, donde queremos llegar y el camino que debemos realizar para poder arribar a nuestro objetivo. Cuando hayamos terminado el proceso de identificación del flujo de valor, encontraremos la oportunidad de dar uso a otras herramientas Lean integrándolas en el proceso, para su mejora.


¿CÓMO SE DIBUJA UN MAPA DE VALOR?

Para diagramar nuestro mapa de cadena de valor, dividiremos nuestro esquema en tres grandes partes, en la primera se encontrará el proveedor y el cliente, aquí generalmente se ubicará todo lo relacionado con el flujo de la información.

En el centro del mapa encontramos los procesos productivos, mientras que al final del esquema se encontrarán los tiempos.

Cuando iniciamos generalmente lo haremos por el cliente, el cual identificáremos con un símbolo específico. En la información del cliente determinaremos los siguientes puntos:

  • Demanda media, ya sea semanal o diaria.

  • Como se hacen las entregas registrándolo en el mapa.

  • Tiempo Takt, se obtiene dividiendo el tiempo disponible de producción sobre la demanda media semana o diaria, dando por resultado cada cuanto tiempo nuestro cliente necesitará produzcamos una unidad de su producto.

Seguidamente en la misma sección agregaremos a nuestro proveedor, en general se describe los proveedores con materia prima “clase A” (las que más representan dentro de nuestro producto). La información que incluiremos será:

  • Tamaño de los lotes que nos entrega.

  • Frecuencia de entrega de estos lotes.

En la parte media del esquema comenzaremos a revisar los procesos productivos, aquellos que agregan valor. En cada uno de estos procesos registráremos la información relativa a la realización de este que pueda ser relevante y la ubicáremos en lo que denominaremos la caja de valor, agregaremos una caja de datos debajo de cada proceso, esta caja cont