top of page

Sesgos cognitivos, el martillo de Maslow o ley del instrumento.

El martillo de Maslow lleva el nombre del renombrado psicólogo Abraham Maslow, quien en 1966, en su libro The Psychology of Science, señaló que "Supongo que es tentador pensar que, si la única herramienta que tienes es un martillo, entonces todos los problemas parecen un clavo".

 
 

¿QUÉ ES EL MARTILLO DE MASLOW?

El fenómeno conocido como Martillo de Maslow, efecto Einstellung o ley del instrumento, implica un sesgo cognitivo que se traduce en las personas en una tendencia excesiva de utilizar una herramienta familiar para resolver un problema desconocido.


Este sesgo puede tomar la forma de una inclinación a abusar de una herramienta conocida, como un martillo podría ser un martillo, para abordar problemas que podrían requerir el uso de una herramienta distinta.


En el mundo de la agilidad, este problema puede ser persistente, con prácticas o marcos conocidos que se emplean en contextos inapropiados, como por ejemplo la aplicación de modelos ágiles que además de ser evolutivos, han sido desarrollados para en un contexto organizacional y de negocio específico, muy diferente al nuestro (caso modelo Spotify).

"Supongo que es tentador pensar que, si la única herramienta que tienes es un martillo, entonces todos los problemas parecen un clavo". Abraham Maslow.

¿QUÉ ES UNA HEURÍSTICA?

Nuestro cerebro tiene una capacidad limitada de procesar información del entorno, por lo que a pesar de que tengamos un pensamiento sistémico, de manera individual solo podremos trabajar con una simplificación del sistema, esto nos lleva a tomar decisiones con “huecos” en nuestra información , y cómo a nuestro cerebro no le gusta la incertidumbre, suele tomar “atajos mentales” para rellenar esos “huecos” y resolver problemas de manera más rápida y eficiente. Estos atajos se conocen en psicología como heurísticos y nos permiten simplificar procesos mentales complejos y hacer nuestra vida diaria más manejable.


El martillo de Maslow es una heurística centrada en la solución, también conocida como atajo mental. Las personas suelen utilizar herramientas familiares para obtener lo que quieren sin determinar primero si la herramienta es adecuada para la tarea. Esto también se aplica a las habilidades recién adquiridas, donde las personas pueden suponer que la habilidad se puede emplear en casi cualquier situación.


En el mundo de los equipos ágiles, el Martillo de Maslow puede identificarse en roles que persisten con el planteamiento de prácticas o aplicación de marcos ineficaces para el entorno actual, solo por el mero hecho de que han sido exitosos en el pasado.


ALGUNAS FORMAS DE EVITAR CAER EN EL MARTILLO DE MASLOW

Para evitar caer en este sesgo hay algunos factores que podemos tener en cuenta a la hora de implementar prácticas ágiles en nuestra organización:


Evaluación del contexto: Antes de aplicar cualquier marco o práctica, es fundamental evaluar si es adecuado para el contexto específico de la organización. Esto implica considerar factores como la cultura empresarial, los objetivos de negocio y la estructura organizativa.


Aprendizaje y mejora continua: Adoptar un enfoque de mejora continua y estar dispuesto a aprender de los errores y éxitos de la implementación del modelo es fundamental. Esto incluye monitorear y medir el progreso y ajustar el modelo en función de los comentarios y las lecciones aprendidas.


Considerar alternativas: No todas las organizaciones son iguales y no todos los problemas se resuelven de la misma manera. Al evaluar diferentes enfoques y marcos, las empresas pueden encontrar la solución más adecuada para sus problemas específicos.


Colaboración y trabajo en equipo: Trabajar en colaboración con otros profesionales con diferentes antecedentes y áreas de especialización puede ayudar a compensar el sesgo y garantizar que se consideren múltiples perspectivas y enfoques.


Apoyo profesional: Aplicar el marco más popular puede que no sea la mejor opción para todos los proyectos. Contar con el apoyo de expertos en el área nos ayudará a explorar y evaluar otras metodologías y prácticas ágiles, como Kanban, Extreme Programming (XP) o Large-Scale Scrum (LeSS), según las necesidades y características específicas de su proyecto y organización.


Y recordar; si bien la experiencia previa en la resolución de problemas puede ser relevante para un problema actual, no es una garantía. Como resultado, siempre es preferible abordar un problema de manera objetiva y desde múltiples ángulos.


Basado en: Abraham Maslow, The Psychology of Science: a reconnaissance, 1966. Gateway Books.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page