top of page

Pensar rápido, pensar despacio. Sesgos en las estimaciones.

Actualizado: 27 ene 2022

El libro "Pensar rápido, pensar despacio", nos ofrece un repaso de los estudios que realizó Daniel Kahneman durante décadas y que lo llevaron a ganar el Premio Nobel Economía en 2002, por sus contribuciones a la comprensión de la psicología del comportamiento y la economía.

 
 

Kahneman y sus colegas se dedicaron a tratar de que comprendamos mejor cómo las personas tomamos decisiones, porqué ciertos errores de juicio son tan comunes y cómo podemos mejorarlos.

En la primera parte el autor explica cómo funciona la mente humana en el proceso de toma de decisiones y la formación de juicios, reconociendo una dualidad que existente entre dos modos de pensamiento, a los que el autor llama "Sistemas".

Siendo el Sistema 1 es rápido, instintivo y emocional, mientras que el Sistema 2 es lento, más racional, más lógico.

En la segunda parte del libro se realiza un análisis de porqué nos cuesta tanto pensar estadísticamente, llegando a la conclusión de que el pensamiento asociativo, el metafórico y el casual está más generalizado, es más fácil. En cambio, el estadístico “requiere pensar en muchas cosas a la vez, algo para lo que el Sistema 1 no está diseñado”.


ESTIMACIONES POR INTUICIÓN

Si estas esperando ver en parte se relaciona este libro con la agilidad, aquí está, en unos de sus capítulos el autor nos habla de la intuición como guía del experto, afirmando que cuando tenemos un brote de intuición, realmente estamos accediendo de manera inconsciente a información almacenada en nuestra memoria y la respuesta que generamos es en consecuencia a ella.

Por eso debemos confiar en nuestra intuición si el entorno en el que operamos tiene un cierto nivel de previsibilidad y hemos adquirido experiencia a largo plazo en la práctica de esta habilidad en este entorno relativamente predecible.

Según Kahneman, al hacer estimaciones las personas recurren a su intuición, la cual puede estar sesgada si no se desarrollan las condiciones antes mencionadas (experiencia-entorno predecible), si no es este el caso se debe utilizar el promedio estadístico para hacer la estimación de manera racional.


LEY DE MENOR ESFUERZO, HEURÍSTICAS Y SESGOS.

En la última parte el libro nos descubre cómo pensar y ejercer el autocontrol requiere energía, por lo que cerebro humano representando solamente un 2% del peso corporal, consume un 20% del oxígeno y de la glucosa del organismo.


Este consumo de energía hace que nuestra capacidad mental se agote con el uso, por lo que estamos programados para tomar el camino de menor resistencia en nuestras decisiones. Estos atajos denominados heurísticas son a menudo poco fiables y nos hacen susceptibles a las sugerencias o influencias de otros.

Esto nos hace proclives a cometer numerosos errores o sesgos cognitivos de los cuales somos presos en nuestro día a día y que pueden afectarnos al tomar decisiones, como:


1. Efecto halo.

2. Heurística de la probabilidad.

3. Sesgo retrospectivo.

4. Efecto anclaje.

5. Efecto arrastre.

6. Sesgo de confirmación.

7. Exceso de confianza.

8. Aversión a la pérdida.


Finalmente el autor describe un sesgo cognitivo al que denomina WYSIATI "What You See is All There Is" o "lo que ves es todo lo que hay", a través del cual conformamos nuestros juicios e impresiones de acuerdo a la información que tenemos disponible, sin tener en cuenta la evidencia crítica que falta.


EN CONCLUSIÓN

Nuestras heurísticas influyen en nuestras elecciones, que pueden ser irracionales, contraintuitivas y subóptimas. Es imposible evitar totalmente los sesgos y errores del Sistema 1, pero podemos hacer un esfuerzo deliberado para reducir la velocidad y utilizar el Sistema 2 de manera más efectiva o hacer esa pausa necesaria, antes de tomar decisiones importantes.

 
 

Lectura recomendada:



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page